El agua es la esencia de nuestro negocio y tenemos el deber de preservarla.


Lavar tu vehículo en un centro especializado es un gesto a favor del medio ambiente

Porque ningún otro lavado resulta más eficaz y además se evita una contaminación pasiva, utilizar los centros de lavado constituye un acto responsable. Elefante Azul emplea un jabón biodegradable al 95 %, minimiza el consumo de agua y trata los residuos generados por el lavado.

Elefante Azul, como precursor del concepto de lavado responsable, se esfuerza por ofrecer a los automovilistas unos servicios respetuosos con la naturaleza, las personas y la carrocería. La marca se compromete a limitar el impacto de su actividad y a preservar el recurso del agua mediante su estrategia de desarrollo respetuoso con el planeta y el ser humano.

Política de cuidado con el medio ambiente del elefante azul

El agua es un recurso natural muy valioso, cuidemos de ella

La marca Elefante Azul se compromete desde siempre a crecer respetando el medio ambiente: control del recurso del agua, tratamiento de residuos, sensibilización del público, colaboración con asociaciones comprometidas con la naturaleza y, de forma específica, que defienden la importancia del agua en el planeta.

El desarrollo sostenible es un concepto inherente a la estrategia de la marca, que forma parte de los valores esenciales, y que se manifiesta en todos los campos de actuación: desde el diseño de sus instalaciones hasta sus actividades de colaboración y de comunicación.

Elefante Azul, pionero en el lavado responsable, abre sus puertas cada día para proponer a los automovilistas, servicios respetuosos con la Naturaleza, cuidando siempre de la carrocería de su vehículo. De esta manera, la enseña se compromete cada día para limitar el impacto de su actividad, economizando agua y tratando el 100% de los vertidos recuperados tras el lavado.

Lavar tu vehículo en Elefante Azul es participar en la protección de nuestro planeta; lavar el coche en casa, es malgastar agua y contaminar nuestros ríos y la capa freática.

respeto-medio-ambiente